Aunque el nacimiento de los códigos QR se remonta a 1994, la situación actual ha llevado consigo un repunte en el uso de los mismos.

Un código QR es un código de barras cuadrado que almacena una determinada información.

Al leer un código con nuestro smartphone, obtenemos acceso al contenido del mismo. Para ello existen aplicaciones de lectura de códigos QR, y en muchos casos ya incorporados en la propia aplicación de la cámara de fotos de nuestro Smartphone.

 

Estos códigos los podemos utilizar en cualquier sitio que se nos ocurra: en un cartel, en la carta de un restaurante, en una camiseta… simplemente deberemos prestar atención a que el tamaño de los códigos sean lo suficientemente grandes como para poder ser escaneado con nuestro teléfono o tablet.

 

 

¿Qué información nos puede ofrecer un código QR?

¿Dónde crees que te llevará este código?

Las funciones más habituales son:

  • Enlace a una página web
  • Conexión a una red wifi
  • Archivos PDF (por ejemplo una carta de restaurante)
  • Enlace a las redes sociales de nuestro negocio
  • Información sobre productos o servicios que ofrecemos
  • Mostrar una imagen
  • Una de nuestras preferidas…. ver WhatsApp en el ordenador
  • Etc

 

Códigos QR personalizados

Los códigos QR pueden personalizarse. Por ejemplo, podemos realizar códigos con los colores corporativos de nuestra empresa.

 

 

Es recomendale escanear códigos QR de sitios de confianza ya que, al igual que cualquier otra técnica de ingeniería social, puede ser aprovechada para enviarnos a un sitio web infectado, para la instalación de programas maliciosos en el dispositivo o para engañarnos con el fin de conseguir información personal y confidencial tales como contraseñas, claves de acceso, datos de tarjetas de crédito o números de cuentas bancarias (Phising).

En tal caso, también es importante asegurarnos que la página web a la que nos quieren redireccionar, disponga de un certificado SSL

Al crear un código QR con un enlace a una página web, debemos tener en cuenta si queremos un código estático o dinámico.

En el caso de un código QR estático, se hacemos algún cambio en la URL de destino, provocará que el código deje de funcionar.

Con un código QR dinámico, podremos modificar la URL de destino y el código seguirá funcionando. Hay que tener en cuenta, que a día de hoy, crear un código QR dinámico es un servicio de pago.

¿Y a ti?¿Se te ocurre algún uso concreto?