Ya sea una web de marca personal, una web corporativa, o una tienda online, lo primero que tenemos que definir es qué tipo de página web queremos o necesitamos.

Básicamente podríamos clasificarlas o dividirlas en dos grandes grupos:

  • Páginas web estáticas
  • Páginas web dinámicas.

Dependiendo de las necesidades particulares de nuestra empresa, el perfil de cliente al que nos dirigimos, o el objetivo que queremos alcanzar con nuestra web, necesitaremos un tipo de página u otra.

Página web estática

Las páginas web estáticas son páginas con apenas actualizaciones, en las que de forma permanente se muestra la misma información.

Principalmente están enfocadas a empresas que simplemente quieren mostrar información de su negocio, servicios o productos.

Este tipo de páginas, por regla general,  no requieren realizar cambios o generar nuevos contenidos de manera regular.

 

Páginas web dinámicas

Son páginas en constante cambio, que se actualizan y crean contenido de calidad con publicaciones de noticias, artículos, proyectos, ofertas…

Este tipo de páginas están enfocadas a empresas o negocios que quieren trabajar y mejorar el posicionamiento orgánico de su página web.

¿Y por qué es tan importante el posicionamiento orgánico?

Básicamente porque con un buen posicionamiento orgánico conseguiremos salir en los primeros resultados en los motores de búsqueda, y la gran mayoría de usuarios hacen clic en las páginas webs que salen en los primeros puestos.

 

Independientemente de por qué tipo de página web nos decantemos, el propósito es crear una página que cargue rápido, adaptada a los distintos dispositivos móviles e intuitiva, para que facilite la navegación de nuestros clientes por la misma.

En net948 estaremos encantados de asesorarte y ayudarte a crear la página web que mejor se adapte a tus necesidades.